La escena musical independiente evoluciona con atractivas propuestas

Una canción de Molotov decía “Apoya a tu banda local desde la cuna hasta la sepultura…”

Aunque esto se aplica a todas las bandas y artistas para la escena independiente va con más fuerza ¿Por qué? Fundamental: han tomado fuerza, y no desde hace poco, con varias propuestas creativas, demostrando su capacidad de autogestión para conquistar públicos.

Aunque los sonidos independientes siguen evolucionando y cada vez hay más que escuchar, el público debe salir de su zona de confort, es decir de lo tradicional, para darle, o darse, la oportunidad de hacer un nuevo “mapa musical” más fresco y arriesgado.

Guiados por este mantra llegamos a conocer a Bardo José. Seguramente el nombre aún no hace mucho ruido porque están emergiendo. Pero bastará poco, para que, apoyados con una buena estrategia de posicionamiento se den a conocer y consoliden su público.

Ignacio Burneo, vocalista de la agrupación nos comenta que, tras decidirse por regresar de Boston, después de estudiar algo de música clásica, empezó a experimentar en la producción de sonidos y letras en Quito en su propio cuarto. Luego se enfocó en aplicar una estrategia de competencia amistosa con artistas locales para crear y tocar (como La Máquina Camaleón). Ignacio se refiere al ambiente colaborativo musical de Quito para crear, ya que artistas de unas bandas se mezclan con otras para producir nuevos proyectos musicales y así mantener con vitalidad la escena.

Sin saber que se gestaba Bardo José nace la banda. Un proyecto que, en palabras de Ignacio, busca transmitir su literalidad (por su significado en sánscrito) de “estado intermedio” o “estado de transición”. Ese espacio por donde se transita hasta reencarnar a la próxima vida.

De este modo, la agrupación da vida a sonidos con sintetizadores, influenciados del synth-pop, dance and bass y trip hop. Bardo José es sonoridad electrónica, más lenta, con cadencia melódica y voz envolvente. Los sonidos de los sintetizadores son una síntesis auditiva relajante.

La banda la conforman cuatro integrantes, que también están en otros proyectos: Tomás Vallejo (guitarra), Sebastián Jaramillo (batería), Fernando Prócel (bajo) e Ignacio Burneo (vocalista).

En 2016 junto al productor musical Felipe Andino, José Bardo lanza su primer álbum debut “Bardo JoséVol I” acompañado de un mundo interactivo creado por el diseñador Julio Cordero. En 2018 arrancan su segunda propuesta “Realidades No ordinarias Vol. II” de la cual presentarán su primer sencillo Tokyo en octubre a través de plataformas digitales. Tienen previsto lanzar el álbum completo en marzo de 2020.

La agrupación ha tocado en shows como La Descarga, Sofar, La Ideal, Funka Fest, TEDx, Sucio Festival 2. Para el 2020 buscan proyectarse a mercados internacionales.